Corazones rotos

Hace tiempo una amiga mía me dijo que una vez le rompieron el corazón en mil pedazos. Aquella persona se quedó uno de ellos, para que ella no pudiera recomponerlo nunca. Para que no volviera a estar nunca completo.

Hace tiempo escribí que los corazones recompuestos tienen grietas, que nada los vuelve a dejar como estaban antes de resquebrajarse, que esos pegotes se notan. Y entre esas grietas se cuela suciedad, se cuela lo malo. No laten bien.

Hace tiempo no sabía que los corazones rotos se curan. Que renacen fuertes. Que son capaces de amar, desear e ilusionarse mucho mejor que si no los hubieran roto. Que aprenden a vivir mejor. Que un corazón de piedra pesa en el cuerpo. No deja llegar esas cosas buenas que sólo pasan en la tripa.

Que al corazón sólo hay que dejarlo sentir.

Anuncios

Cuéntame...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s