La felicidad de las primeras veces

Nos olvidamos demasiado pronto de aquello que sentimos en una primera vez. A veces, hasta ni nos damos cuenta de que lo está siendo, esa primera vez, y todo queda en un recuerdo, hasta puede que se diluya entre el resto. No lo hacemos especial.

Te invito a que, cada cierto tiempo, sin prisa, pero sin dejarlo de hacer, te regales una primera vez. Puede ser material, sentimental, lo que tú desees crear.

Y, también, te propongo otra cosa.

Vive cada momento como si fuese la primera vez.

La primera vez que lloras de risa. La primera vez que abrazas, las primeras caricias.
Haz el amor por primera vez.
La primera vez que sientes su piel.
Abrir un regalo por primera vez.
Un zumo de naranja recién exprimido, la primera vez de ese sabor.
Lee tu libro favorito por primera vez.
La primera vez que bailas.
Recuerda la primera vez que lo besaste
cierra
los
ojos
y
bésale.

Ve al concierto de tu cantante favorito con la ilusión de aquel primer directo con el que te emocionaste.
Dile a tus amigos que los quieres, por primera vez, todos los días.
Que la piel se te erice por primera vez con tu película favorita.

upglobos

Descubre tu ciudad por primera vez cada vez que la paseas.
Escucha por primera vez tu canción favorita. Con los ojos cerrados.
Recuerda la primera vez que lo miraste sabiendo que lo amabas, y míralo así cada mañana cuando lo veas despertar.
Respira hondo como la primera vez que te acurrucaste entre su abrazo, y deja que ese escalofrío te haga sonreír.
Como la primera vez.
Todos los días.

Anuncios

Cuéntame...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s