Lo que me hace sonreír. Cuando el cartero trae buenas noticias.

Es lunes ¿y qué? Te invito a hacer una mirada en positivo todos los lunes para afrontar con ganas la semana. ¡Te espero!

Cuando no existía Internet, ni Facebook, ni Twitter, ni Whatsapp, ni nada que sirviera para escribir a través de unas teclas, enviar y recibir cartas era una práctica habitual en mi casa. Me encantaba abrir el buzón y encontrar noticias de aquella amiga que vivía en Murcia, o de las nuevas personas que había conocido en aquel campamento de verano.

Los años pasaban y dejé mi hogar para estudiar fuera. Ahí, en la residencia, era una de las personas que más cartas recibía, casi cada día, algún día varios sobres, y yo las escribía sin parar, a toda esa gente que había dejado un poquito más lejos. En este caso no había buzón ni cartero, era una monja la que gritaba mi nombre a la hora de comer para darme la correspondencia. Y yo sonreía.

Ahora nadie me escribe cartas. Pero el cartero llama a mi puerta muchas veces. Compro por Internet y recibo en casa aquello que he pedido. Hoy me ha llegado un libro de ilustraciones de Sara Fratini, y cuando he visto al cartero al otro lado he sonreído, porque sabía que me traía mucha magia en ese sobre.

la buena vida

Estoy preparando tres envíos para seguir una cadena de la felicidad que se inició en Facebook hace unos días. Se trata de sorprender a las personas que querían participar en ella con un regalo que no saben cuándo recibirán. Me gusta pensar que cuando abran su buzón van a sonreír.

Cada vez que suena el timbre y veo al cartero de mi barrio sonrío. Sé que me trae algo bonito, quizá el nuevo disco de mi cantante favorito o aquel jersey que vi en aquella web y que no puede evitar comprar. Un libro de ilustraciones. Un nuevo playmobil.

Y a ti, ¿qué te hace sonreír?

Anuncios

2 comentarios en “Lo que me hace sonreír. Cuando el cartero trae buenas noticias.

  1. Pingback: Lo que me hace sonreír. El mundo azul. | Soplando pompas de jabón

  2. En el colegio interna, en la residencia universitaria, compartí tus mismas vivencias. Y lo añoro. Encima nuestro cartero es muy simpático. Siempre me habla desde que sorprendí a su carro cuesta abajo y sin frenos en nuestra calle.

Cuéntame...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s